Dim Sum: una experiencia culinaria… ¡divertida y sabrosa!

0
99
Edición: ENCONTEXTO – Fuente: Aventuras de la China – El Confidencial – Cocinillas – Cocina con alegría

La comida asiática es sabrosa y, por lo general, saludable; por lo que prepararla en casa es la mejor manera de simular los ricos platos que se pueden disfrutar en los restaurantes de cocina oriental. 

Preparar comida asiática, hacer masa wonton para empanadillas chinas, dim sum, las divertidas galletas de la fortuna o de la suerte, los deliciosos dumplings de camarón, entre otras delicias, no tiene por qué ser complicado o difícil.  Se necesita voluntad, ganas de aprender y, sobre todo, de experimentar, sin miedo a que salgan mal.  Hasta puede ser muy divertido, si se lo comparte con familiares y amigos, desde el proceso de preparación y cocción.

En esta ocasión, aprenderemos a hacer los Dim Sum, que  son los bocadillos chinos que vienen en una multitud de variaciones e ingredientes, tomados tradicionalmente con té.  Podríamos decir que son el equivalente chino de las tapas españolas, ideales para ese almuerzo o merienda corta de media tarde.

Salir a comer Dim Sum es, sobre todo, una ocasión en la cual los amigos y familiares se reúnen para disfrutar del interminable repertorio de deliciosos bocadillos servidos en las cestas de bambú y del ambiente agitado y bullicioso de los establecimientos.  Los platillos son pequeños, generalmente de 3 o 4 bocadillos y son una oportunidad perfecta para probar algo nuevo.

Una de las reglas de rigor: entre más grande el grupo mejor, puesto que hay más chance de compartir y probar todo tipo de bocadillo. Tradicionalmente, los Dim Sum se sirven para el desayuno o el almuerzo, pero hoy los restaurantes los sirven a toda hora.

Constituyen  una comida completa. Rellenos de carne, pollo, camarones o verduras… Algunos se sirven calientes, otros, fríos. Unos son dulces, servidos como postre, aunque  la mayoría son salados. Y la variedad es casi infinita.  Sólo use su imaginación y déjese llevar por la creatividad y las ganas.

Pero usted lo puede hacer también en casa y, encima, ¡lucirse ante los comensales!  Es mucho más fácil de lo que se imagina. Basta echar un vistazo a esta receta de Dim Sum, el clásico aperitivo cocinado al vapor que se suele servir en las mesas de establecimientos chinos. Si no se tiene todos los ingredientes necesarios,  ¡improvise!

Dim Sum Siu Mai

Ingredientes

  • 250 g de carne picada de cerdo
  • 250 g de gambas crudas, picadas y frescas. Si son congeladas, será el doble.
  • Un cuarto de cucharadita de sal
  • Pimienta al gusto
  • 1 cda. de cebolleta picada
  • 1 cda. de salsa de soja
  • 1 cda. de salsa de ostras
  • 1 cda. de aceite de sésamo
  • 1 cda. de Maicena
  • Trocitos de zanahoria para decorar
  • 20 obleas de masa ‘wonton’.  Puede conseguirse en tiendas de productos asiáticos, pero si os pilla lejos, prepararla en casa es facilísimo siguiendo nuestra receta de masa ‘wonton’ casera.

Para la masa Wonton, si no la quiere comprar ya hecha

  • 150 g.  harina de trigo,
  • 35 ml. agua
  • 1 huevo batido
  • ½ cdta. sal
  • Maicena, para estirar la masa

Preparaciónde la masa Wonton

  1. En un bol ponemos la harina de trigo y la mezclamos con la sal; hacemos un hueco en el centro y añadimos el agua y el huevo bien batido. Mezclamos bien con una cuchara o con unos palillos chinos, para sentirnos como auténticos profesionales. Cuando esté todo bien mezclado, amasamos con las manos bien limpias.
  2. Cuando la masa se despegue de las paredes del bol, la volcamos sobre la encimera bien limpia. Amasamos con las manos durante unos 10 minutos, hasta conseguir una masa lisa y compacta, con la que formaremos una bola que envolveremos en papel film y dejaremos reposar 30 minutos, en un sitio fresco o en la refri.
  3. Pasado ese tiempo, dividimos la masa en 2 o 3 trozos; nos quedamos con uno y tapamos bien el resto de la masa con papel film, para que no se nos reseque.
  4. Enharinamos bien la encimera con una cantidad generosa de maicena, rebozamos nuestro trozo de masa con ella; lo aplastamos bien con las manos y estiramos con ayuda de un rodillo, hasta tener una lámina de masa de, aproximadamente, 1 mm de espesor.
  5. Una vez tengamos la masa estirada, la frotamos por arriba con un poco de maicena -esto evitará que la masa se pegue al apilarla una vez cortada-, y la cortamos o bien con un cuchillo afilado o con un cortapastas. Podemos cortar cuadrados para preparar, por ejemplo, el wonton frito típico de los restaurantes chinos, o podemos cortarla en círculos para preparar dim sum.

Para el Dim Sum

  1. En un bol mezclamos la carne picada de cerdo, las gambas picadas, la sal, un poco de pimienta recién molida, la cebolleta picada, la salsa de soja y de ostras, el aceite de sésamo y la Maicena. Mezclamos todo muy bien con ayuda de un tenedor y ya tendremos el relleno listo.
  2. Cogemos una oblea de masa ‘wonton’, ponemos en el centro una cucharada del relleno y vamos cerrando la masa para hacer una especie de saquito. Decoramos con un trocito de zanahoria.
  3. Preparamos una vaporera, colocando un trozo de papel de horno agujereado en el fondo para evitar que se peguen nuestros Dim Sum; los colocamos sobre el papel, tapamos la vaporera y dejamos cocinar, al vapor, 8 minutos. Si no tiene una vaporera, no hay problema: se puede usar este truco para cocinar al vapor… sin una vaporera.

Este Dim Sum fácil es un aperitivo que encantará a los amantes de la cocina asiática, puede servirse tal cual y queda muy vistoso llevarlo a la mesa directamente en la vaporera, si tiene una de bambú. También se puede presentar en una variante diferente: darles un golpe de calor en una plancha ligeramente engrasada al terminar de cocerlos, para que la parte de abajo quede crujiente.

Se pueden hacer con varias opciones de rellenos, de un solo ingrediente o de varios.  El límite es lo que  su imaginación señale. Sírvalos acompañando con salsa de soya y…¡a disfrutar! Sus amigos y familiares se lo agradecerán.

No hay comentarios

Dejar respuesta