El proyecto Global Burden of Disease (GBD): información para la toma de decisiones en Salud

0
27
Redacción y Edición ENCONTEXTO – Fuentes: healthdata.org – Organización Mundial de la Salud – Imagen: Diseño por Freepick/Free License – Adaptación

Descripción comparativa de la carga de enfermedades y lesiones y los factores de riesgo que los causan: insumo importante para la toma de decisiones y la planificación de la salud.

La información disponible sobre mortalidad y salud en el mundo es fragmentaria y, a veces, inconsistente. Requiere un marco para integrar, validar, analizar y diseminar los datos y evaluar la importancia comparativa de las enfermedades, lesiones y factores de riesgo en causas de muerte prematura, pérdida de salud y discapacidad, en diferentes poblaciones. Los países pueden combinar estos datos con políticas y costos, y establecer su agenda de salud.

El primer estudio GBD cuantificó los efectos en la salud de más de 100 enfermedades y lesiones en ocho regiones del mundo en 1990, con estimaciones integrales de mortalidad y morbilidad por edad, sexo y región. Introdujo una nueva métrica: AVAD, el año de vida ajustado por discapacidad, medida única para cuantificar la carga de enfermedades, lesiones y factores de riesgo.

Este estudio, actualizado por la OMS para los años 2000-2002, incluyó un análisis más extenso de la mortalidad y la carga de morbilidad atribuible a 26 factores de riesgo globales, utilizando un marco analítico consistente: la Evaluación Comparativa del Factor de Riesgo (CRA). Las estimaciones de la OMS se actualizaron para el 2004. El Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud y otros socios académicos, han colaborado en un nuevo GBD 2010, publicado a fines del 2012, con estimaciones regionales de muertes y AVAD, utilizando un nuevo método de cálculo, para los años 1990, 2005 y 2010, que aportaron a las estimaciones mundiales de salud de la OMS, 2013, que produjo un conjunto completo de estimaciones de AVAD para los años 2000-2012, para población, nacimientos, muertes por todas las causas y otras, específicas.

Todos merecemos tener una larga vida en plena salud. La Carga Global de Enfermedades, GDB, es un recurso fundamental para la elaboración de políticas públicas informadas. de modo que los sistemas de salud puedan mejorar y eliminar las disparidades.

Para alinear los sistemas de salud con la población a la que sirven, los responsables políticos deben comprender la verdadera naturaleza de los desafíos de salud de su país, y cómo cambian éstos con el tiempo. No es sólo estimar la prevalencia de la enfermedad, como la cantidad de personas con depresión o diabetes. La investigación de GBD incorpora tanto la prevalencia de una determinada enfermedad o factor de riesgo, como el daño relativo que causa. Las herramientas permiten comparar los efectos de diferentes enfermedades, como la malaria y el cáncer y, luego, usar esa información. Para que estos resultados sean más accesibles y útiles, Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud, IHME, ha originado grandes cantidades de información, recopilada y analizada por más de 2.300 investigadores, en más de 130 países.

Los datos capturan la muerte prematura y la discapacidad por más de 300 enfermedades y lesiones en 195 países, por edad y sexo, desde 1990 a la fecha; permite comparaciones en el tiempo, en todos los grupos de edad y entre las poblaciones, así como actualizaciones periódicas, a medida que surgen nuevos datos y estudios epidemiológicos. Las herramientas se pueden usar a nivel global, nacional y local, para comprender las tendencias de salud en el tiempo, tal como el PIB sirve para controlar la actividad económica de un país.

Los diseñadores de políticas en Brasil, China, India, Indonesia, México, Arabia Saudita, el Reino Unido y otros países del mundo, están colaborando con los investigadores de GBD, para adoptar este enfoque, para medir la salud de la población y cómo varía, según las diferentes regiones, el nivel socioeconómico o étnico grupos en su país.

El Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, ha compartido nuevos hallazgos relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en un artículo científico publicado en una revista médica internacional coincidente con el lanzamiento del informe en la Asamblea General de las Naciones Unidas, producido en colaboración con la Fundación Bill y Melinda Gates, que permite comparar y contrastar entre países y entre indicadores. “Con estos hallazgos, los funcionarios de salud pueden distinguir mejor los desafíos antiguos de los emergentes, y revisar y reorientar los programas necesarios para cumplir los objetivos de sus naciones”, dijo el Dr. Christopher Murray, autor del estudio y director de IHME.

Muchas naciones ya han cumplido algunas de las metas de ODS relacionadas con la salud, incluida la mortalidad de menores de 5 años, la mortalidad neonatal y la materna, y la malaria. La mayoría de ellos alcanzaron estos objetivos en 2016.

Los investigadores encontraron que menos del 5% de los países alcanzarían muchos indicadores de ODS relacionados con la salud, incluida la mortalidad por lesiones viales, tuberculosis, sobrepeso infantil, indicadores de violencia, como la infligida por la pareja y la mortalidad por suicidio. Dos de esos indicadores, la mortalidad por lesiones causadas por el tránsito y el sobrepeso infantil, continúan planteando desafíos significativos en los países de ingresos bajos y altos, por igual.

Varios países de ingresos medianos, como Brasil y China, están entre los puntajes más altos para la cobertura de la vacuna en 2016. Nueve otros países alcanzaron puntajes más altos, incluyendo Antigua y Barbuda, Albania, Irán, Líbano, Omán, Seychelles, Sri Lanka, Tonga y Uzbekistán. Camboya, Ruanda, Guinea Ecuatorial, Laos, Turquía y China obtuvieron notables resultados en el índice de cobertura universal de salud (UHC) entre 2000 y 2016. Países de altos ingresos, incluido Estados Unidos, vieron un progreso mínimo, junto con los países de bajos ingresos. como la República Centroafricana. El índice UHC refleja la cobertura de los servicios de salud esenciales.

El documento SDG es parte del estudio internacional GBD, una colaboración coordinada por IHME con 2.518 colaboradores en 133 países y 3 territorios.

Los investigadores crearon un puntaje global del índice SDG, relacionado con la salud, que toma en consideración el desempeño de un país determinado, en los 37 indicadores de ODS en materia de salud. Los países se clasificaron por sus puntajes generales, para mostrar sus actuaciones relativas, además de permitir comparaciones entre países. Este puntaje se basa en una escala de 0 a 100. Singapur encabeza la lista con un puntaje de 87, seguido de cerca por Islandia y Suecia (cada uno a 86). Los países con las puntuaciones más bajas fueron Afganistán, República Centroafricana y Somalia, cada uno con un puntaje de 11. Estados Unidos obtuvo 74, junto con Austria, España y Brunei.

El informe destaca el progreso logrado, a pesar de algunos de los problemas más difíciles que enfrentan los países pobres y utiliza las proyecciones de IHME, para mostrar cómo podría verse el futuro bajo diferentes escenarios. Está diseñado para destacar las mejores prácticas y ayudar a que la Fundación Gates, sus socios y líderes en todo el mundo, rindan cuentas. Documentará no sólo qué está funcionando, sino dónde el mundo se está quedando corto.

El cambio en este puntaje de año en año muestra si un país está progresando hacia el objetivo. Los países que muestran grandes mejoras deben considerarse como ejemplos de cambio y progreso.

No hay comentarios