Insecticida orgánico a base de higuerilla y piñón: nueva opción para combatir a los insectos que dañan el cultivo de soya

0
2105
Ing. Agr. Ángel Llerena Hidalgo  Ph. D, Director del proyecto – Ing. Agrop. Manuel Cruz Mejía, ayudante de innvestigación.

El  uso  del  Ácido Jasmónico surge como una alternativa  importante para la  producción  de  soya.

Hay buenos augurios para los productores de soya: el Ácido Jasmónico, AJ.  Los bioinsecticidas, como la  Jatropha Curcas (piñón) y Ricinos  communis (higuerilla) son las palabras claves para sentir este optimismo.

Los  resultados  de  este  ensayo  demuestran el incremento de las concentraciones endógenas de Ácido Jasmónico contribuye a aumentar la  capacidad de la  planta para  defenderse  mejor  del ataque  de  patógenos, pues activa  los  genes  de  resistencia que, normalmente,  se  reprimen cuando  los cultivos son  tratados con  productos  químicos de manera indiscriminada. (Taiz y Zeiger,2006).

Mientras, las plantas deficientes en la producción de esta sustancia, son más susceptibles al ataque de estos patógenos.

La posibilidad de modificar los niveles endógenos de esta hormona en las plantas, se presenta como una valiosa herramienta para obtener información sobre la forma en que actúa el AJ -in vivo- en los procesos de defensa, lo que permitiría desarrollar estrategias biotecnológicas, para un mejor control de numerosas plagas que afectan a cultivos de importancia económica (Góngora.B. y Carmenza. E. 2002).

El  uso  del  Ácido Jasmónico es una alternativa  importante para la  producción sostenible   de  soya. 

Introducción

Los productores dedicados a estos cultivos han enfrentado varios problemas, causados por:

  1. Incremento de la  incidencia de plagas, por afectación de poblaciones de  insectos  benéficos, debido al uso indiscriminado de pesticidas.
  2. Variedades  que  no  expresan  su  máximo  potencial de  rendimiento,  por  falta  de  programas  de  manejo integrado de  plagas .
  3. Inadecuado control de plagas.
  4. Desconocimiento de la capacidad de  resistencia de  las  plantas.

Las experiencias internacionales han demostrado que, en la planta, el Ácido Jasmónico (AJ) participa en la respuesta de defensa al ataque de hongos y bacterias patógenas, aumenta su concentración interna, lo que -a su vez-favorece la síntesis de una serie de metabolitos con actividad antimicrobiana.

Por otro lado, diferentes resultados obtenidos con plantas mutantes de Arabidopsis, han demostrado el papel crucial que juegan los jasmonatos en la respuesta de los vegetales a patógenos vegetales así como también al ataque de insectos (Martínez, C.M.  2006).

Contribución potencial del estudio

Por primera vez se dispone de un protocolo para la producción de soya, a nivel comercial,  sin  el  uso  de  productos  químicos  para  controlar  plagas en  el  cultivo en  la  región central  del  litoral  ecuatoriano.

Una estrategia agrícola sostenible o ecológica, que tenga como objetivo final, la consecución de una inmunidad fisiológica en la planta, necesita disponer de una amplia gama de dichos productos en el mercado, para su aplicación.  (Kuc, 2001).

Entre los factores positivos relacionados con el empleo de este tipo de compuestos, se podrían destacar los siguientes:

  1. Evitan los problemas relacionados con la aparición de resistencias en los patógenos a los pesticidas clásicos.
  2. Pueden sustituir a los numerosos pesticidas que actualmente son de retirada obligatoria, al no ser compatibles con el medio ambiente.
  3. Reducen los riesgos asociados que pueden presentar los pesticidas químicos en la salud.
  4. Pueden ser efectivos contra enfermedades producidas por virus y patógenos de suelo, frente a los cuales los tratamientos químicos no son eficaces.
  5. No hay necesidad de introducir genes foráneos en las plantas, evitando el problema-dilema de la transgénesis.
  6. Presenta un efecto de larga duración y de amplio espectro.
  7. Se activan defensas naturales de la planta, mediante la inducción de resistencia, evitando que se generen resistencias indeseadas en los patógenos(Feng col., 2003).

Los jasmonatos, al igual que cualquier otra hormona, no participan de forma aislada en la activación de los procesos que regulan, sino que lo hacen interaccionando con otras moléculas señalizadoras. Se ha descrito un amplio número de interacciones entre los jasmonatos y otras rutas de señalización hormonal, como son el SA, auxinas o ABA (Lorenzo, O.  Solano  R, 2005).

Descripción del proyecto

El principal objetivo de este estudio fue establecer el  efecto  de  biofermentados, a  partir  de semillas  de Jatropha Curcas(piñón)  y    Ricinos  communis (higuerilla), para activar los  mecanismos  de  resistencia contra  patógenos en  plantas de  soya.

El experimento se realizó en los predios de Limoncito de la  Universidad Católica de Santiago de Guayaquil, ubicada  en  el  Km. 49  vía  Chongón, de la  provincia de Santa Elena.

El  trabajo consistió en la  aplicación de biopreparados a base de semillas de piñón e higuerilla, como fuente de ácido linolénico y linoleico, precursores del ácido jasmónico, para activar  los  genes de  resistencia  en el cultivo de la soya.

Se utilizó la variedad de  soya  del  INIAP 307 frente a un testigo convencional.  Los efectos encontrados  por los diferentes  tratamientos, fueron evaluados por medios cualitativos y cuantitativos.  El ensayo tuvo 4 repeticiones; el método y diseño estadístico que se utilizó, corresponde al experimental con parcelas de campo o bloques, al azar,  con 5 tratamientos  que  corresponden  a  las Semillas de piñón e higuerilla, sometidas  a  procesos de fermentación a 15 y 30 días. para  determinar  los  mejores  tratamientos, en  función  del control de  plagas y rendimiento.

La efectividad de la aplicación del ácido jasmónico, se vio  reflejado en el  rendimiento de los tratamientos, de la siguiente manera, con respecto al testigo:

  1. Tratamiento T3, Biol con semilla de piñón (20 litros de biol +1 libra de piñón+ 30 días de fermentación); 3.163,55 Kg /ha, lo que  representa  una  utilidad neta de $ 476,22/ha, con respecto al testigo convencional.
  2. Tratamiento T.4, Biol con semilla de Higuerilla (20 litros de biol +1 libra de higuerilla+30 días de fermentación), que reportó un rendimiento de  3.119,1 kg/ha y un  ingreso neto  de $ 446,00/ha.
  3. Tratamiento T.1,  Biol con semilla de Piñón (20 litros de biol +1 libra de piñón + 15 días de fermentación); 3.108,0 Kg/ha, que corresponde a una  utilidad de $ 438,44/ha.
  4. Tratamiento T.2,Biol  con semilla de Higuerilla (20 litros de biol +1 libra de higuerilla +15 días de fermentación), con rendimiento de  2.447,1 Kg/ha. No registra ingreso neto con respecto al testigo.
  5. T.5  Testigo convencional.

agricultura-2

El tratamiento con  el promedio de rendimiento más bajo, correspondió  al T.5,  testigo convencional, con 2419,1 Kg/ha.

La aplicación de bioinsecticidas permitió a la planta cumplir el ciclo productivo normal, sin el atenuante del ataque de plaga.  

Conclusiones

  1. El uso de  ácido jasmónico en el cultivo de  Soya no tuvo un aumento significativo en el rendimiento, pero si un eficiente control de plagas y reducción en el costo de producción.
  2. Se deberán realizar estudios en el que se pueda evaluar la concentración y aporte del ácido linoleico, para optimizar su aplicación.
  3. Los altos rendimientos obtenidos reflejan  la  importancia  en el  control de plagas de los biopreparados, que  son de  fácil  acceso  para el  agricultor, permitiendo  una  mayor  rentabilidad.

La utilización de ácido jasmónico, a partir de  biofermentados de piñón e  higuerilla, obtuvo  el mayor rendimiento, con menor costo de producción.

En base a lo anterior se recomienda:

Usar material vegetativo nativo (15 Kg para 200 litros de agua, como dosis  específica) del ecosistema donde se va a desarrollar la actividad agrícola, para mantener las condiciones climáticas, evitar un costo mayor y para no alterar su ciclo biológico:

En el análisis económico de los tratamientos cabe destacar que hay un ingreso neto positivo en cualquiera de ellos.

Así cuidamos el medio ambiente y mantenemos una  biodiversidad y un  entorno  agroecológico,   libre de químicos.

No hay comentarios

Dejar respuesta