La tecnología y el adulto mayor: ejercicio neuronal puro

0
409
Edición ENCONTEXTO – Fuente: La Revista Diario El Universo – Bluehayi Technologugroup

Algunos pensamos que las personas mayores no tienen nada en común con la tecnología y las redes sociales, pero esto no es tan cierto. En estos días cada vez más personas mayores están aprendiendo cómo usar la tecnología, Internet y obtener perfiles de medios sociales.

La tecnología y el cerebro del adulto mayor

No es ningún secreto que hoy, las personas viven más tiempo. Alrededor del 30% de la población tendrá más de 65 años en el año 2050. Estar conectado con los amigos y la familia es sumamente importante cuando uno es joven; pero lo es más, quizá, cuando ya no se lo es tanto. Y definitivamente, cuando ya se entra en esa etapa de adulto mayor.

El rápido avance de la tecnología y los servicios son un gran activo para nuestros adultos Con   poco esfuerzo, pueden aprender tareas sencillas, que los ayuden a planificar excursiones, ver las noticias, escuchar música, tener reuniones sociales virtuales con familia o amigos, hacer compras, compartir sus fotos, etc.   Sitios web, como Facebook, por ejemplo, pueden hacer la búsqueda de viejos amigos más fácilmente, mientras que las herramientas como Google Hangouts pueden ayudar a la gente con la comunicación “cara a cara”, sin ningún coste adicional.

Los seres humanos sonanimales muy sociales y cosas como los servicios de medios sociales pueden ser de gran beneficio para aquellos que ya no pueden salir tanto, como lo hacían antes. De hecho, estos medios pueden ayudar a las personas de más edad a hacer nuevas conexiones de amistades y no sólo reavivar las antiguas relaciones.

Medios de comunicación social equivale a una mejor salud

No parece probable, pero la tecnología y los servicios, como las redes sociales, pueden desempeñar un papel importante en la salud de las personas mayores,  tanto cognitiva, como físicamente. Simplemente, pasar el tiempo en conexión con otras personas, ya sea físicamente o a través de las redes sociales, puede mejorar el bienestar mental de los participantes. Con el adicional de que, haciendo el esfuerzo por aprender algo nuevo, diferente,     a lo que tal vez nunca tuvieron acceso antes, ni siquiera en sus etapas incipientes, también es todo un reto para su cerebro, que trabajará hasta encontrar soluciones y eso equivale a ir al gimnasio  para mantener las neuronas en forma.  Es como armar rompecabezas, hacer SUDOKU, geniogramas, crucigramas y más. Trabajo y concentración.

Mantener el cerebro en actividad constante los ayudará a disminuir los efectos del deterioro progresivo de enfermedades tales, como: demencia senil, Alzheimer, etc.   Y si lo hace en buena compañía, mejor aún.

Cuando se utilizan estas plataformas sociales para organizar reuniones y eventos, se intensifican estos beneficios.

Los sitios de medios sociales también pueden ser utilizados para ejecutar grupos, hacer anuncios que pertenecen a grupos de la comunidad y a centros personas de edad avanzada, a las cuales pueden frecuentar y en general mantener a esas personas informadas de lo que sucede y cuándo sucede. Esto, obviamente, puede ser de gran beneficio para la comunidad en general, así como para el individuo.

Hay una gran cantidad de recursos disponibles para las personas mayores, como el grupo de Bluehair Technology, para ayudarles a moverse por la tecnología y aprender a utilizar mejor los servicios que muchos otros dan por sentado, y sacar el máximo partido de ellos.

Cómo ayudar a los vecinos y a la comunidad en general, nunca ha sido más fácil gracias a los avances en la tecnología. El envío de un mensaje rápido a través de Facebook, hasta por casos de emergencia propia o ajena, o cualquier aplicación de mensajería instantánea para el caso, para preguntar cómo está alguien conocido y si necesitan cualquier cosa, es tan simple como tocar un icono en una pantalla.

Los teléfonos móviles y tabletas significan que ya no se requiere el acceso a un ordenador portátil o de escritorio para que los ancianos tengan  la facilidad con la puedan llegar y comunicarse con amigos y familiares. 

Se ha sugerido que la tecnología de hoy en día está dejando atrás y discriminando a las personas de la tercera edad, pero realmente, cuando ellos asumen un enfoque proactivo para estas cosas, empezamos a ver que nada podría estar más lejos de la verdad.

El auge de los teléfonos inteligentes y las empresas que compiten entre sí para ofrecer más por menos, significa que el mundo de hoy es cada vez más accesible en todo el mundo. Los fabricantes y proveedores de servicios se encuentran redefiniendo su demografía de destino.  Y cada vez, los equipos electrónicos son más amigables al usuario y más fáciles de manejar.

Samsung dio a conocer recientemente un smartphone con un teclado físico, a diferencia de una pantalla táctil -el primero de su tipo-; una señal segura de que las empresas de tecnología están comenzando a tomar  a la vieja generación en cuenta y es necesario, hoy más que nunca, hacerlo.

La tecnología y el cerebro del adulto mayor

La tecnología compleja puede mejorar la calidad de vida de las personas de más de 50 años, alejándolas  del “retiro mental”.

La capacidad cognitiva, que es el poder percibir y comprender ideas, razonar, pensar y recordar, declina junto con los problemas de salud asociados con la edad, y por eso ha sido usado como un predictor de morbilidad y mortalidad, y se lo considera una medida importante para comparar el envejecimiento entre generaciones y poblaciones.

Un estudio investigó este efecto, llamado Flynn (la subida continua de las puntuaciones de cociente intelectual), mediante pruebas cognitivas en Inglaterra y Alemania, realizadas a personas mayores de 50 años, quienes tuvieron un mejor desempeño a sus contrapartes de generaciones anteriores.

Con estos datos, el Instituto Internacional para el Análisis de Sistemas Aplicados (Iiasa) mostró que, aunque la educación explica en parte el efecto, también contribuye al incremento el uso de tecnología de punta (computadoras y teléfonos inteligentes), en la primera década del siglo XXI.

La mayoría de los estudios sobre el efecto Flynn se han enfocado en niños, adolescentes y en adultos jóvenes. Sin embargo, otros más recientes muestran que éste se extiende a poblaciones de más edad.

Es decir que, los adultos mayores de hoy han envejecido más exitosamente, en términos de función cognitiva, que sus padres y abuelos.

El psicólogo Ulric Neisser argumentó que la exposición creciente a ambientes virtuales y tecnológicos puede ser una razón de peso para explicar el efecto Flynn. El uso de computadoras y dispositivos con interfaces visuales, como elementos de la vida diaria, pueden haber contribuido a una mayor complejidad de los escenarios cognitivos y, a su vez, de mayores niveles de estimulación y desempeño. Especialmente, los segmentos de mayor edad, que solían abstenerse de tareas desafiantes relacionadas con la tecnología (conocido en psicología, como el “retiro mental”), están ahora expuestos a retos cotidianos.

Esta tesis fue puesta a prueba con el estudio de la Iiasa, que utilizó una gama de exámenes sensibles al proceso de envejecimiento biológico del cerebro, midiendo velocidad, precisión, fluidez verbal y memoria verbal. También exploró diferencias entre edades y sexo, así como nivel educativo.

Gerontecnología

La importancia de la tecnología al pasar los 50 es evidente, cuando se considera el campo de la gerontecnología, dirigida a enriquecer la calidad de vida de la gente mayor. El juego digital ha persuadido a este grupo y ha conducido al desarrollo de los llamados “juegos serios”, que ofrecen simulación y aprendizaje; hay tantos títulos sencillos y clásicos, como software neuropsicológico y videojuegos específicamente diseñados para ese público, que permiten mejorar habilidades multitarea, atención y memoria.

Pero esto no se limita a computadoras, tabletas y móviles, sino a máquinas de autoservicio, cajeros automáticos y otros dispositivos computarizados, con interfaces visuales complejas. Entre las conclusiones del estudio de Iiasa consta que el ambiente no sólo lo crean las máquinas, sino también los cambios en el comportamiento al jubilarse, el aumento de la actividad física en la vejez y de aquellos con quienes se está en contacto; los adultos mayores se benefician de la interacción con hijos, nietos y colegas más jóvenes.

Así que, de ahora en adelante,  a asumir el desafío de enfrentase a la tecnología, a no tenerle miedo.  Será de beneficio en varios ámbitos.  Tener activo el cerebro mejora las condiciones física y cognitivas del adulto mayor y aporta al bienestar de la familia. 

No hay comentarios

Dejar respuesta